Intrusos: Cómo saber si te atiende un podólogo profesional

Hace unos días saltaba a la televisión nacional el caso de un falso podólogo que pasaba consulta desde hacía más de veinte anos en una clínica de Santiago de Compostela (Programa En el punto de mira - Minuto 50´30"). Y lo cierto es que, en los últimos años, el Colexio Oficial de Podólogos de Galicia detectó un incremento notable de los casos de intrusismo profesional: desde el año 2013, se presentaron un total de 86 denuncias.




La problemática del intrusismo

El intrusismo en podología es practicado habitualmente por dos tipos de personas. Por un lado, aquellas que no disponen de ninguna titulación sanitaria, como las esteticistas. Y, por otro, los profesionales sanitarios que invaden competencias propias de los podólogos. La actuación de unos y otros genera desconfianza en la población y puede afectar a la seguridad e integridad de las personas que, por desconocimiento, se exponen a los falsos profesionales. 


Pero, cómo puede saber si estoy siendo atendido por un podólogo profesional?

Es importante conocer cuáles son las principales exigencias que los podólogos profesionales deben cumplir para ejercer su profesión de manera legal. 

1. El podólogo tiene que estar inscrito en el colegio oficial de podólogos de su Comunidad Autónoma para desenvolver su actividad.

2. Todo profesional de la podología debe tener su registro sanitario a la vista en el espacio de trabajo. En el caso de acudir a una clínica y no encontrarlo, es imprescindible preguntar por el. Además, en el caso de Galicia, se puede comprobar en el Rexistro de Centros, Servizos e Establecementos Sanitarios del SERGAS.

3. Los podólogos colegiados en Galicia disponen de una tarjeta de identificación en la que aparece su nombre y apellidos, una fotografía y su número de colegiado. Para buscarlos, simplemente hay que acceder al buscador de la página web del Colexio Oficial.


En caso de intrusismo, ¡denuncia!

Al asistir a un podólogo es esencial verificar que se cumplan estos requisitos. Si este no es el caso, es posible que esté enfrentando algún caso de intrusismo, lo que supondría un riesgo para su salud. Con respecto al protocolo de actuación, solo comienza si la queja interpuesta se realiza a través del sitio web del Colexio Oficial, tal y como lo exige la Lei de Colexios Profesionais. Una vez que se ha recibido esta queja, la administración del colegio, el departamento de intrusión y el asesor legal verifican que la información esté completa y, al mismo tiempo, realicen sus propias acciones al margen del denunciante.

Posteriormente, se llevan a cabo diferentes acciones según el sector al que pertenece la persona denunciada. En el caso de los podólogos colegiados, la acción frecuente para resolver la incidencia es solo a través de una llamada telefónica. En el caso de otro profesional sanitario no podólogo, lo habitual es el envío de una carta certificada a su domicilio profesional y otra carta al colegio profesional, que le informa sobre la queja y el inicio de las actividades de investigación por parte del Colexio de Podólogos. Paralelamente al envío de ambas cartas, se envía una queja formal a la Consellería de Sanidade para informar del caso de intrusismo. Por otro lado, es muy común que el denunciado no tenga ningún título sanitario y que lleve a cabo la actividad como tal. En estos casos, que son los más graves, debido al riesgo que corre la salud del paciente, se envía una carta al domicilio que figure en la denuncia y, al mismo tiempo, se establece comunicación con la Consellería de Sanidade para estudiar las inspecciones correspondientes.

En la página web del Colexio Oficial de Podólogos de Galicia pueden encontrar toda la información sobre Clínica Pasiños, con registro sanitario C-15-002576, y Natalia Sánchez González, colegiada número 867.



Área de podología.

En Clínica Pasiños podemos ayudarte. Visítanos en Avenida Barraña, 25 (Boiro) o contáctanos en los teléfonos 881863522 y 628108248 o a través del  correo info@clinicapasinos.es.

Comentarios